miércoles, 6 de junio de 2012

Capítulo 31 de I can´t love you more than this.

Bueno, después del gran bajón imaginario que he sufrido (vosotras no os habéis dado cuenta porque subo los capítulos cada cinco días y siempre suelo tener más escritos a parte de los que publico), he conseguido escribir este capítulo hace nada. Es KILOMÉTRICO. Lo siento si os aburre. Hablaremos de Niall y Louis, y claro, Harry y Rosse. Hay un momento entre los protas que es un poco triste, y seguro que es algo que todas las novias auténticas de los chicos han tenido, solamente os digo que yo llegué a llorar mientras lo escribía...
 No sé si escribir el siguiente capítulo de Liam y Zayn, o poneros uno bastante fuerte del cual ya llevo la mitad de Harry y Rosee. Os propongo esto: vosotras ponerme en los comentarios de que queréis que lo haga. ¿Os parece guay? Así podréis participar en la historia. Cuanto antes me lo comentéis, antes me pondré a ello ;) Gracias queridas lectoras/directioners <3


Capítulo 31.



     

 
Narra Niall:
Estábamos paseando por la calle. Si, Lou, Eveline, Carol y yo. Lou iba haciendo payasadas como siempre y yo… bueno, se podría decir que babeaba detrás de Carol cuando nadie miraba. Siempre antes de salir de casa me hacía la promesa de que la diría todo lo que sentía por ella pero luego, siempre me echaba atrás. Hoy estaba guapísima, llevaba una camiseta azul celeste y unos pantalones cortos blancos. Iba sencilla e irresistible, mi chica ideal. OMG ¡como me tenía de loco!
-Oye, ¿qué os parece si nos subimos a uno de esos?- dijo Lou señalando a una de las barcas que se alquilaban para pasear por el río de aquella ciudad.
-¡Me parece fantástico!- dije. Como las chicas parecían conformes bajamos para poder alquilarlas. El chico que nos atendió hablaba nuestro idioma, y nos dijo que sólo nos podíamos subir dos a cada barca. Es mi oportunidad, pensé.
-Carol, ¿subes conmigo a esta?- la pregunté tendiéndola de la mano.
-Claro- aceptó sonriente dándome la mano.
-Bueno nosotros subiremos a este- dijo Louis agarrando de la cintura a Eveline mientras la hacía cosquillas y ella reía. Subimos y nos sentamos uno frente al otro. Encendí el pequeño motor. Tardé un rato porque nunca lo había hecho y empezaba a estar nervioso, no quería parecer un inútil delante de Carol. Empezamos a movernos suavemente formando pequeñas olas sobre la superficie.
-Hace una tarde preciosa- dijo Carol.
-Sí, me encanta España. Siempre está todo soleado y hace calor. Nosotros no estamos acostumbrados a esto, ¿verdad?
-No, tienes razón. Me hubiera gustado haber nacido aquí como mi padre.
-Yo me alegro de que seas inglesa.
-¿Por qué?
-Porque si no nunca habrías intentado ser nuestra coreógrafa en Londres y eso quiere decir que… nunca te habría conocido.
-Tienes razón Niall, tengo suerte de tener amigos tan buenos como vosotros.
-Oye ¿les retamos a una carrera?- le pregunté a Carol señalando a la barca en la que estaban Louis y Eveline. Ella aplaudió eufórica y asintió varias veces como el ser más adorable que conozco.
-¡Eh Louis hagamos una carrera!- les grité.
-¿¡Y el los que pierdan que hacen!?- respondió Eveline.
-¡Invitan a un helado!- gritó Carol. Yo me relamí, tenía hambre y pensar en un helado fresquito era lo más delicioso que se me ocurría.
-¡Está bien! ¡Que sepáis que nos vais a invitar! ¡Vais a perder lentorros!- nos retó Lou.
-¡De eso nada!- gritamos Carol y yo al unísono mientras nos reíamos. Nos pusimos a la misma altura para que todos tuviéramos la misma posibilidad de llegar antes. Con cuidado para no caerse, Carol se sentó a mi lado y se aferró a uno de mis brazos mientras acercaba su boca a mi oído. Un escalofrío recorrió mi cuerpo, tenerla tan cerca era tan maravilloso y a la vez tentador… me moría por besarla.
-Confío en ti Niall, hagamos que se traguen su orgullo. ¡Yo quiero helado gratis!- dijo Carol. Solté una enorme carcajada que no pasó desapercibida y que hizo que Lou pusiera cara de no importarle nada lo que quisiera que me estuviera diciendo Carol al oído.
-No te preocupes ¡vamos a ganar!- la dije yo al oído.
-¡Eh dejaros de secretitos!- gritó Lou con cara de niño pequeño enfadado. Todos acabamos riendo de nuevo, hasta Lou.- Empezamos a la de 1, 2, 3… ¡ya!


Narra Rosee:
Mientras Harry se cambiaba, o mejor dicho, se ponía algo de ropa, encendí la televisión y me senté en una de las sillas. Estaba en inglés, pero a esas alturas no me importaba, estaba casi segura de que si me dormía sería capaz de soñar en inglés. Eché una ojeada a las cosas que había sacado y colocado en la mesa. Por lo que vi, cenaríamos ensalada porque tenía todo lleno de hortalizas. Me alegró saber que no solo comían comida basura. Mientras seguía empanada mirando las cosas bajó Harry por la escalera pegando saltos de dos peldaños en dos.
-Te vas a caer- dije.
-No me importa. ¿No sabías que yo no me puedo estar quieto ni un segundo?
-Pues no lo sabía, pero me lo imaginaba.
-Ah, yo también se jugar a ese juego.
-¿Qué juego?
-A adivinar lo que piensa el otro- dijo mientras sacaba un cuchillo y se puso a cortar zanahorias. Yo por dentro me meaba de risa pensando en Louis pero me mantuve seria. Ya me dolían los mofletes de tanto reír. Me levanté de la silla en la que estaba sentada y me puse a su lado.
-Ah si… ¿y qué pienso ahora?- dije mientras besaba sus hombros. No lo podía resistir… con el pelo alborotado y sin camiseta estaba de lo más mono. Él sonrió y dejó el cuchillo.
-No es tan difícil saberlo, me lo pones muy fácil. Piensas en que… ¡estás desenando que te tire otra vez al rio!
-Hahaha puede, puede… pero en este momento no pensaba en eso.
-Pues también en que tienes hambre.- Dijo guiñándome un ojo.
-Vale, ahí también me has pillado. Pero también pensaba en algo más.
-¿El qué?
-¿De verdad no lo sabes?- pareció ruborizarse y dejó de mirarme durante un momento.
-Si que lo sé, pero me gusta escucharlo de tus labios.-Vale. Había muerto por millonésima vez. No podía entenderlo. ¿Por qué mi corazón parece que se me va a salir cada vez que estoy cerca de él? Acaricié su fuerte espalda con mis manos y después me abracé a él por detrás.
-Pensaba en lo mucho que te quiero Harry. Siempre vas a ser alguien muy importante para mí. Nunca voy a poder olvidar lo maravilloso y fantástico que eres conmigo. Como nos conocimos, cuando me presentaste al resto de One Direction, lo alucinada que me quedé cuando ensayasteis conmigo, cuando salimos todos juntos, lo feliz que me sentí cuando me pediste que fuera tu novia…De verdad, nunca. Sobre todo lo bien que me haces sentir. Y sé que suena muy cursi todo esto, pero no creo que sea capaz de querer a alguien más que a ti. Te amo, más que a mí misma, y me temo, que esto no va a durar para siempre.
-¿Por qué dices eso? Yo también te quiero mucho. Muchísimo, de verdad.
-Harry… ¿no te das cuenta? Tienes millones de fans que me odiarán por esto. Cuando se enteren y queramos salir a dar un paseo no podremos, nos interrumpirán todo el tiempo y no tendremos intimidad. Eres cantante, eso significa que hacéis giras por todo el mundo durante meses rodeados de famosos, chicas guapas y lejos de vuestra familia. En poco más de un mes, vosotros volveréis a Londres, y yo…- no podía,  tenía un enorme nudo en la garganta y estaba al borde de las lágrimas. La idea de tener que separarme de él era demasiado dolorosa como para incluso tener que imaginármela.
-Tú vendrás conmigo. Yo te quiero, no voy a dejarte por estar distanciados. Vendrás conmigo a Londres, compraré un piso solo para nosotros dos y podrás vivir conmigo. Si quieres, podrías seguir estudiado en el instituto. Las fans te amarán por la bella persona que eres y lo feliz que me haces. Cuando tenga que ir de gira, las horas que tenga libre volveré a Londres tan solo para verte y decirte que te quiero una vez más. Yo lucharé por el gran amor que siento por ti, nunca te dejaré marchar.
Ya no lo aguantaba más. Las lágrimas caían por mis mejillas por aquellas cosas tan lindas pero imposibles que me decía. ¿Cómo iba a mudarme allí? ¿De qué viviría? No quería sentirme como una inútil. Pasaría meses sin verle  y estaría lejos de mi familia. Estaría todos los días pensando en él, añorándole, y no me concentraría en mis estudios. Viviría pegada a la pantalla del ordenador y del móvil para poder ver fotos suyas y escuchar de nuevo el sonido de su voz. No, no iba a poder soportar aquello. Lo nuestro sólo podía ser un amor de verano, nada más. Harry encontraría otra chica y sería feliz con ella, y yo viviría amargada el resto de mis días recordando los días tan perfectos e irreales que pasé a su lado. Porque todo aquello parecía un sueño, un sueño del que algún día tendría que despertar.
A esas alturas yo lloraba desconsoladamente sobre su hombro, abrazándole fuertemente como si mi vida dependiera de ello.
-No Harry, yo no voy a poder irme, mis padres nunca dejarán que me marche. Tu… tu no estás pensando con claridad amor… estás pensando con lo que el corazón te está diciendo.- Apenas era capaz de hablarle, no paraba de soltar hipidos de impotencia y las lágrimas casi habían alcanzado ya mi cuello.- Y no es lo que te va a decir siempre. Cuando esté allí y tengas que marcharte para no volver a verme en meses al principio lo pasarás mal, pero estarás con tus amigos y todo al final se te pasará. Irás a fiestas y conocerás más chicas y alguna de ellas te hará feliz y te olvidarás de mí. Pero Harry, yo no estaré con mis amigos, ni siquiera con mi familia. Estaré en otro país donde muy poca gente habla si quiera mi idioma y estaré sola. Solo podré pensar en ti….
-Rosee por favor no sigas. Entiendo perfectamente todo lo que me estás diciendo pero me duele que creas que me olvidaré de ti en cuanto tengamos que separarnos en algún momento.- Harry tenía la voz ahogada, alcé mi vista y comprobé que él también lloraba.-Yo no te voy a olvidar Rosee. Nunca. Tú eres quien me hace feliz y si no estuviera tan seguro de ello ahora mismo no estaría diciéndotelo. Y creo que aún me queda mucho para demostrártelo. Tenemos todo el verano para estar juntos. No tenemos que preocuparnos ahora de todo esto, tenemos que vivir el presente. Mi presente es estar a tu lado y amarte. Decirte lo mucho que me gusta que te sonrojes cuando me miras, que cuando tú sonríes yo sonrío, cuando tú lloras, yo lloro y que cuando tú me besas me siento el más afortunado del mundo por tenerte a mi lado.
Mi corazón seguía alterado, pero una gran calma inundó mi cuerpo con sus palabras. Temblaba de pies a cabeza. Tenía razón, no merecía la pena ponerse triste por eso ahora. No debía ser tan negativa. Nos mantuvimos abrazados durante unos minutos más, hasta que conseguí dejar de llorar y me calmé por completo. Cuando iba a separarme de él, me lo impidió estrechándome más fuerte entre sus brazos. Yo cerré mis ojos y me concentré en escuchar los latidos de su corazón.
Harry empezó poco a poco a separarse algo de mí, mientras besaba con cariño mi cuello hasta llegar a mi oreja, donde se detuvo. Entre susurros, empezó a cantarme el estribillo de More than this. Unos grandes escalofríos placenteros recorrían todo mi cuerpo al escuchar su voz tan cercana. Aquella sensación, no tenía precio. Me sentía en el cielo. Cuando acabó me miró a los ojos y mientras me agarraba de la nuca y la cintura estuvimos besándonos intensamente durante un buen rato. Su mano de vez en cuando subía y descendía por mi espalda haciendo que casi mi cuerpo ardiera y yo le atraía aún más hacia mí agarrando su rostro con ambas manos y de vez en cuando acariciando sus cabellos.
En ese momento empezó a vibrar mi móvil dentro del bolsillo de la sudadera. Intenté separarme de Harry para contestar, pero él no me dejó hacerlo, todo lo contrario, me acercó mucho más a él.
-Harry… Harry amor tengo que contestar…- balbuceé mientras le seguía besando.
-¿Y tiene que ser ahora? Justo cuando mejor estamos… te necesito.
-Yo también, pero te prometo que solo será un minuto, puede ser importante.
-Está bien.
Saqué mi móvil. Era Álvaro. Ya eran las nueve. Lo cogí.
-¿Rosee?
-Si Álvaro, dime.
-¿Prefieres que te hable en inglés?
-¿Por qué me lo preguntas?
-Porque sé que tu Harry está ahí aunque no lo esté viendo, entiéndeme, yo también he tenido novia; y me gustaría saludarle y así de paso se entera también de todo.- Solté una enorme carcajada. Harry frunció el ceño y se puso serio; no entendía nada.
-Claro, hablemos en inglés- dije yo dejando de usar mi idioma natal. Harry sonrió y me miró agradecido aunque aún no entendía lo que estaba pasando.
-Hola Harry.- Harry se quedó pálido como la cera, como si lo último que pudiese imaginarse es que el extraño que le hablaba por el teléfono sabía su idioma y su nombre- Soy Álvaro, el primo de Rosee. Tranquilo, lo sé todo.
-Ah… pues… hola, encantado.- Dijo Harry un poco cortado.
-Hahaha tranquilo que no te voy a comer. Tienes mi permiso para salir con mi prima.
-Eh, vale ya Álvaro, no quiero que le intimides, a demás, tú no tienes ninguna autoridad sobre mí.- Dije.
-No, si no pasa nada. Es que me he quedado muy sorprendido, eso es todo.- Dijo Harry.
-Ya, lo imaginé. Bueno Rosee, tenemos un problema. Mientras estaba durmiendo, me ha despertado tu padre porque ha llamado al teléfono y me ha preguntado donde estabas. Yo le he dicho que estabas con tus amigos y tal. Pero cree que deberías volver ya a casa. Él llegará en unos veinte minutos y quiere que estés allí para cuando regrese.
Harry me izo un gesto para que tapara el micrófono y le obedecí.
-Rosee, por favor no te vayas, quédate a dormir conmigo.
-Es que Harry no sé… no creo que esté bien.
-Por favor, por favor- me decía mientras se arrodillaba a mis pies. Yo no podía dejar de reír viéndole así. Cogió una de mis manos y empezó a besarla mientras seguía diciendo por favor continuamente.
-Me castigarán Harry… créeme, me encantaría quedarme a dormir aquí.
-O te quedas tú, o me voy a dormir contigo a tu casa…
-¡Harry! Mis padres te matarán.
-Por favor Rosee, ¿no puedes ser mala ni una sola vez en tu vida?- ¿Eran mis imaginaciones o Harry Styles me estaba retando? Le miré desafiante y después contesté al móvil.
-Álvaro, puede que me esté volviendo loca y eso pero no voy a hacer caso a mi padre. Harry me ha pedido que me quede aquí a dormir con él y es lo que voy a hacer.
-Pero Rosee, ¡te castigarán! A demás, ¿que le digo yo ahora a tu padre?
-Pues dile que me quedaré a dormir en casa de mis amigos esta noche.
-¿Y si me preguntan quienes son?
-Les dices que no sabes quienes son. Espero que me perdones por esto, te quiero.- Colgué rápidamente. No quería arrepentirme de lo que acababa de hacer ¡mis padres me matarán! Pero ya me daba igual. Todo sea por estar con Harry, pensaba. Le miré. Se había quedado con la boca abierta de par en par.
-¿Qué? ¿Contento? ¿Ahora quién es la niña buena?
-Madre mía Rosee ¡como te quiero! Ya verás, durante las próximas horas te voy a tratar como la princesa que eres.
-Pero si ya me tratas así…
-¡Pues aún mas! Vamos- me cogió en brazos y subió rápidamente las escaleras mientras reíamos como locos, cuando llegamos a su habitación me dejó suavemente sobre su cama y me dio un pequeño pico.
-¿Y ahora?- pregunté sonriente.
-Ahora vas a tener la cena en la cama.- Yo estaba mas roja que un tomate. Este chico se ve que sabe lo que quiere una chica en todo momento.
-¿De veras?
-Sí, voy ha preparar una ensalada. Sé que no es una cena en condiciones, pero es que no hay otra cosa en casa, Niall se lo comió todo… Toma- me tendió su portátil- así no te aburrirás los cinco minutos que no esté. Ahora mismo vuelvo.
Salió disparado hacia la cocina. Yo encendí el portátil pero me pedía la contraseña.
-¡Harry! ¡Ven a ponerle la contraseña amor!- le grité.
-¡Es Rosee!- me respondió desde la cocina. Una enorme sonrisa bobalicona apareció en mi cara. Mi nombre era su contraseña… Tuve que taparme la boca para que no me escuchara fangirlear.
 Continuará…

P.D. He creado una segunda página para la novela porque la primera ya me parece bastante larga xxx
Raquel :D

15 comentarios:

  1. peroo chiiica! kajshlfksdjalkdf aunqe haya habido la parte esa triste me ha parecido, como ya te he dicho, kajshlfksdjalkdf jajjajajajajajaj en cuanto a lo de qe te qyudemos con el capitulo... sinceramente, si fuera yo la qe escribe, empezaria con un nuevo tema, me refiero a qe hables sobre liam y zayn, ademas creo qe ahora mas qe nunca se lo merecen ya qe le desabrocharon la camisa a harryy.... *___________* jajajjajaj pero tambien habla sobre los demas... qe asi dejas mas intriga ;) jijijijiji
    un besooo <3
    PD: pasaros por el bloog nadaesimposible-silvia.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. okii guapa tomo nota. "Nota mental: MAS INTRIGA" Nada mas que por eso os vais a enterar hahahhahahahahaha okno XD
      Raquel :D

      Eliminar
    2. a directioner...7 de junio de 2012, 9:28

      jajajjajajajajajajajajajajajaja esqe sin intriga la vida seria muy aburrida... jajjajajaj :$ aunqe luego sepa qe me vaia a morir, porqe se que se te da muy bien dejar intriga, mejor INTRIGAA!
      porfis pasaros por mi blog qe ya he subido el siguiente capitulooo! <3 nadaesimposible-silvia.blogspot.com

      Eliminar
    3. claro guapa, yo ahora mismo me paso xxx
      Raquel :D

      Eliminar
  2. Ahhhhhh me encantaaaa que tierno es Harry!! En serio no he oarado de sonreir en todo el cap!!
    Un besoo <3<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OMG nueva lectora *________* hahahahah muchas gracias cristina <3
      Raquel :D

      Eliminar
  3. aaawwww que novelaa!! es PERFECTAA!!! :D
    besos

    PD: tengo un blog de 1D , me haria mucha iluu que os pasarais!! :D besos
    el link : http://foreverdirectioner-1d.blogspot.com.es/
    ESPERO QUE OS GUSTEE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks baby, ya me he metido en tu blog <3 Como te dije por twitter ;)
      Raquel :D

      Eliminar
  4. Awwwwwwwwwwwwww me encanta :') Es precioso el capitulo *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias nora. I love you baby <3
      Raquel :D

      Eliminar
  5. Yo quiero saber más de lo que pasa con Liam y Juliet y Zayn y Amanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. okii tranquilas que ya tengo el siguiente capítulo escrito ;) muahaha
      Raquel :D

      Eliminar
  6. Me encanta el capi,el proximo escribe un pokito sobre zayn y liam .besoss

    ResponderEliminar