martes, 4 de septiembre de 2012

Capítulo 41 de I can´t love you more than this.

Directioners!!! Ya estoy aquí!!! Hace más o menos una semana subí el capítulo y hoy voy a subir el siguiente que es más largo que el anterior. Creo que, como siempre, me diréis que haga los capítulos más alegres pero ya veréis en el siguiente capítulo. Con el final de este os vais a quedar asdfawsdvaws hahahaha ¡seguro que os quedo con ganas de más! Bueno, a demás hay un nuevo personaje, y novedades así que no os lo perdáis y disfrutad tanto como siempre. Espero que me comentéis porque cuantos más comentarios lea, antes subiré el siguiente ;) Os quiero mucho lector@s, y gracias otra vez por leerme Xxxx
Raquel :D

*Memorándum: el capítulo anterior se terminó cuando Harry y Rosee se despertaban por la mañana y tenían que ir a trabajar ;)

Capítulo 41:


            
Narra Rosee:

-Sabes que estaría todo el día así, pero tenemos que estar en tu casa en menos de una hora- le digo a Harry cuando consigo separarme de él, y no fue nada fácil.  Bajo mi mano de sus hombros a sus abdominales, que se marcan más que hace dos meses. Sí, está sin camiseta, bueno, y sin pantalones también. Sólo lleva los boxers, como siempre que estamos solos en casa. Al final he aceptado su manía de andar medio desnudo por ahí, aunque al principio me costaba mucho mirarle sin rubor.
-Ok, desayunemos- dice finalmente y quitándose de encima de mí. Me incorporo y recojo mi mata de pelo en un moño improvisado. Nos tomamos el desayuno. Huevos con bacon, en mi honor por supuesto. Cuando acabamos, llevamos la bandeja a la cocina y recogemos las cosas. Después subimos a mi cuarto de nuevo. Abro mi armario para pensar que ponerme, mientras Harry casi se cae al suelo intentando ponerse de pie los pantalones. Al final, me pongo unas bailarinas, unos vaqueros rotos y una olímpica con una de mis múltiples camisas a cuadros. Me cambio en mi cuarto con Harry a mi lado, no me avergüenza estar a su lado en ropa interior. Vamos, si él está todos los días así con migo, ¿de qué tendría que avergonzarme? Empiezo a quitarme el pijama y me quedo en ropa interior.
-Uff esto no es bueno- dice Harry. Se ha vestido en dos segundos, y se ha quedado sentado en mi cama mirándome.
-¿Qué no es bueno?- le pregunto haciéndome la inocente, aunque sé perfectamente a que se refiere. No es la primera vez ni mucho menos que me dice algo parecido; en realidad, me dice algo así siempre que dormimos juntos.
-Que seas tan… sexy- veis, lo que yo decía. Me rio y lo ignoro aunque siempre me gusta que se ponga así de cariñoso conmigo.
-Anda Mr. Sexy, dime qué me hago en el pelo, ¿suelto o recogido?- me limito a decirle. Ríe, se pone en pie y abre la ventana. En seguida, un airecillo fresco entra por toda la habitación.
-Déjatelo suelto. Algo de calor te dará en la moto- responde. Tiene lógica, aunque tampoco sirve de gran ayuda en ese sentido.
-No más que estar pegada a ti- le respondo pícara. De todas formas no le contradigo y me acomodo el pelo hacia un lado deshaciendo mi moño de andar por casa. Cuando acabo miro el reloj. Las diez menos veinte, el tiempo justo para llegar allí a las diez.
-Vamos, se nos hace tarde- digo mientras le lanzo su chaqueta y tiro de él hacia la salida después de coger mi bolso. Justo cuando llegamos a la entrada mi teléfono móvil empieza a sonar. Miro para ver quien llama mientras salimos al exterior y veo que es Louis. Lo cojo.
-Dime Lou.
-¡LEVANTAR DORMILONES!- grita Louis al otro lado de la línea tan fuerte que casi me queda sorda- ¡DEJAR DE HACER COSAS SUCIAS Y VENIR, OS NECESITAMOS PARA ENSAYAR!
-Hahaha para tu información, loco, ya salimos y segundo, ¡NO HACEMOS COSAS SUCIASS!- grito en el mismo tono que Lou. Si supiera lo de mis pesadillas… seguro que no diría eso, pero vamos, me lo tomo como otra de sus bromas. De fondo escucho risas generales, pero lo que más se nota son las carcajadas de Nialler que parece que le va a dar algo.
-Ok, pues subir vuestros traseros a la moto y venir ya. Os quiero aquí en veinte minutos.- Responde Lou. Luego cuelga y no me deja responderle. Guardo el móvil en el bolso y salimos de casa poniéndonos el casco.
-Está loco, pero lo quiero- digo mientras me abrazo a Harry en el asiento.
-Sí, a mi me pasa lo mismo- responde Harry animado. Pega uno de sus típicos acelerones pero yo ni me inmuto ante él; ya me he acostumbrado. Fuera hace mucho viento algo gélido que delata el fin del verano y el principio de la próxima estación. Por la carretera hay numerosas hojas secas, las primeras que no han sido capaces de permanecer unidas a las ramas por más tiempo. El cielo está lleno de nubes, y a lo lejos la mayoría son grises. Es muy probable que llueva. Curioso, mi estado de ánimo se encuentra muy similar al temporal que nos rodea. Aunque me mantenga sonriente, estoy en ruinas. Al final está ocurriendo lo que siempre temí. Un amor imposible. Dos días, hoy y mañana, sólo estos dos días más para tenerlo a mi lado. Después tanto él como mis amigos desaparecerán y sería muy probable que no los volviera a ver, como poco, en meses. Tal vez hubiera sido mejor que no sucediera. Tal vez aquel día no debí dejar que mi perro se comiera mi desayuno, que hubiera salido a correr tras él y que no le hubiera conocido. Hubiera sido mejor que nunca le hubiera visto, ni hubiera hablado con él y que no me hubiera enamorado de aquella forma tan intensa y sincera. No, ¿qué estoy pensando? ¿No conocer a Harry? Aunque tuviéramos que estar separados a mil años luz, preferiría haberle conocido, amado y que se hubiera marchado, a que sólo aquello ocurriese en mis sueños. Sí, había sido muy afortunada. Ya sabía que este momento llegaría algún día, pero no esperaba que fuera a llegar tan pronto. Es inútil, no me dejarán ir a Londres. Mis padres ni siquiera saben que él y yo estamos juntos. Los suyos tampoco. La prensa, por muy increíble que resulte, no logró dar con ellos. Incluso afirmaron que se encontraban en algún lugar de Francia. Idiotas. No. No me podían quitar ahora a la gente a la que más quiero. No seré capaz de soportarlo. Porque no solo One Direction se va. Eveline y Carol deben volver con ellos. Amanda dice que se escapará de casa. No quiere alejarse de Zayn; incluso hablarla del tema la vuelve paranoica. Pero sé que a sus padres la dejarán, al menos durante un tiempo. Tiene familia allí que puede encargarse de ella aunque no necesite a nadie. Cumplió los dieciocho a finales de Agosto, al igual que Liam, que hizo los diecinueve. En cuanto a Juliet… es la única que tiene posibilidades de quedarse aquí en España. Ella es demasiado tímida como para declararse a Liam, y a éste le pasa lo mismo. Sólo necesitaría que Liam se la declararse para ir a Londres o a donde hiciera falta, como si es al fin del mundo. Como yo haría con Harry si tuviera la oportunidad, pero es imposible. A esas alturas me maldigo por no haber nacido antes y poder hacer lo que quisiera. Como Amanda. Tengo miedo. No quiero perderlos, pero sobre todo no quiero perder a Harry, mi mejor amigo y mi novio. Él… es parte de mí. Si él no está vuelvo a ser aquella chica de principios de verano, a la que odiaba. Necesito sus abrazos, sus besos, sus caricias, sus chorradas y sus “te quiero” constantes. Necesito esos ojos que me han hecho por primera vez amar. Necesito sus manos que apartan mis lágrimas cuando estoy triste. Necesito sus brazos fuertes y cálidos que me envuelven cada vez que tengo una pesadilla o no puedo dormir. Necesito escuchar su voz junto a la mía cuando cantamos. Y… no puedo soportar el dolor que aparece cuando siento que lo van a separar de mí y que tal vez, sea un adiós definitivo o cuando lo vuelva a ver ya no sea el mismo. Intento mantenerme fuerte, intento disfrutar de lo último que nos queda juntos porque al final todo se quedará en esto. Un amor de verano. No puedo. Soy incapaz de fingir que nada ocurre. Mi pecho se contrae y después lloro sobre el hombro de Harry. Pero el motor de la moto hace demasiado ruido como para que él se dé cuenta de lo que me pasa. Mejor, pienso para mis adentros, así no tendrá que consolarme por enésima vez. En los diez minutos siguientes consigo calmarme y llegamos a nuestro destino. Agradezco no haberme echado rímel. Él es el primero en bajar de la moto, y después me coge y me eleva como si no pesara nada para luego dejarme en el suelo. Siempre que hacemos eso me siento como una bailarina. Después nos quitamos los cascos, intentando no mirarle en ningún momento en los ojos. Me da la mano sin sospechar nada y nos acercamos a la entrada. Abrimos la puerta sin llamar o necesitar llaves, sabemos que nos esperaban.
- Voy al baño Harry, ahora mismo vuelvo con vosotros- digo escabulléndome y dejando espacio entre nuestras manos.
-Está bien- responde. Por el tono de voz que me ha puesto, sé que me observa con cara de preocupación. Subo las escaleras y entro en el baño más cercano de la entrada. Como es el que más usan los chicos, tiene todo tipo de cosas tiradas por todas partes. Ropa sucia, envoltorios de comida,  peladura de fruta, maquinillas de afeitar, peluches, una pila de folios… Vamos, cosas en su mayoría que una no se espera encontrar en un baño. Me empezaba a dar miedo tanto desorden sin control. Me acerqué a uno de los lavabos y apoyé en él mis brazos. Descansé así por unos segundos, después levanté la cabeza y me miré en el espejo. Mis ojos estaban rojizos por los lloros y algo hinchados. Sin embargo me veía diferente, me veía más madura, mas mayor, mas independiente. Tampoco era muy normal que estuviera tan morena, con lo blanca que soy. Tantas horas en la piscina con los chicos y nadando en el río  han dado un tono bronceado precioso a mi piel. Hasta tengo el pelo algo más claro, como si tuviera mechas y está más largo y rizado que de costumbre. Me lavo la cara y me despejo. Cuando acabo de colocarme un poco el pelo, y ver como me sienta la ropa, bajo a reunirme con los chicos. Como paso por la cocina antes de llegar al salón, al primero que me encuentro es a Niall haciéndose su ¿tercer, cuarto? Sándwich de la mañana. Y eso que son solo las diez.
-Hola Rosee- me saluda este con una amplia sonrisa. De todos los chicos, es con quién más me he unido este verano. Supongo que porque fui la única que se dio cuenta de lo que sentía por Carol y le apoyaba en silencio. Él también me ha apoyado en mis baches con Harry. Es un gran amigo, lo mejor que se puede pedir- ¿Has dormido bien? A mí me ha costado levantarme hoy pero, ¡he conseguido madrugar de buen humor!
-Hola Niall, vaya, me alegra porque no hay quien te aguante con el mal despertar que tienes por las mañanas hahaha. Yo he pasado una mala noche pero Harry estaba conmigo así que todo arreglado. Disfruta del sándwich.
-¿Quieres uno?- me pregunta con la boca llena, como si posara para una foto de lo más cómica.
-No, no hace falta. El desayuno me cundió.
Después salí de la cocina y me dirigí al salón. Los chicos estaban enfrente del televisor con los mandos de la consola y jugando un partido de fútbol. También estaban Mike y Simon, sentados en unos sillones más alejados de los demás, hablando posiblemente de la lista de concierto que tienen los chicos en cuanto lleguen al Reino Unido.
-¡Sí, te vuelvo a ganar!- decía Liam orgulloso.
-No vale, ¡tu eres el único que aguanta tanto tiempo sin ir al baño!- gritó Zayn. Louis y Harry se reían de ellos, daba gusto verlos así. En ese momento Mike se percató de mi presencia.
-Chicos, dejad ya los videojuegos, tenéis que ensayar, estamos todos, ¡Rosee ha llegado!- dijo Mike sonriente.
-¡Yeeaahhh!- gritó Lou super feliz de verme allí, tanto que salió disparado hacia mí para darme uno de sus efusivos abrazos, tanto que me levantó del suelo.
-¡Tranquilo Lou! ¡No soy Kevin!- grité cuando ya me hacía hasta daño.
-Lo sé. Kevin tuvo que irse volando para emigrar. Lo echo de menos. Pero dice que nos veremos en primavera y que Zayn es un chico muy bueno- respondió Lou; yo sonreía, es imposible no hacerlo con él y Zayn se puso colorado y todo.
-¿¡Cómo va a emigrar una paloma disecada!?- gritó Liam, que también es el que tiene más manía a Kevin. Le encanta hacer de rabiar a Lou.
- En primer lugar, esa paloma tiene nombre, es Kevin, y es mi mascota. Y en segundo lugar, ¡no está disecada, Kevin vive!- reprochó Lou de nuevo.
-Sí vive… en nuestros corazones- añadió Zayn poniéndose una mano en el pecho y mirando a quien sabe dónde.
- Y aquí está el filosófico Bradford Bad Boi- dijo mi Harold.
-¡Que ya no digo eso!- dijo Zayn intentando hacerse el molesto, pero no puede evitar reírse.
-Relajaos-digo- como ha dicho Mike, es hora de ensayar y yo ya tengo ganas de que el aire se llene de música. ¿Vosotros no?
-Sí, ¡vamos!- gritaron todos a coro mientras se dirigieron a la sala de ensayos. El día estaba demasiado alterado como para salir a ensayar bajo el sauce.
-Por eso eres mi favorita- dice Mike mientras los chicos se van, agradeciéndome que los controle un poquito en su nombre. Me cae muy bien Mike. Es muy alto, debe rondar los dos metros, tiene un cuerpo muy bien proporcionado y en forma. Es rubio, muy rubio, con ojos castaños, labios finos y una gran sonrisa permanente. Lo que más llama la atención de él, a parte de su extravagante vestuario, es que tiene unas pestañas suuuuperlargas. Si no fueran tan rubias parecerían abanicos. Muchas veces me quedo mirándoselas sonriente, y cuando me pregunta qué es lo que hago, le respondo diciéndole que me gustaría echarle rímel algún día. Y reímos, reímos constantemente como si fuéramos un par de adolescentes, aunque él debe rondar los treinta. Siempre tiene un carácter alegre, y si no le conociera de nada, diría que él y Louis son de la misma edad.
En ese instante Simon se despide de nosotros y se va. Ambos avanzamos hacia la sala de ensayo. Yo delante y Mike detrás. Siempre insiste en eso de “las señoritas primero”. Pasamos por la cocina y veo que han llevado a Niall también a ensayar. Llegamos a aquel lugar de la mansión en el que me encanta estar. Es una habitación muy espaciosa, con bastantes instrumentos musicales. Las paredes son de color crema y el suelo es de madera color caoba. Las paredes además, por supuesto, están forradas de corcho por dentro, para que el sonido que se genere en el interior no salga al exterior y viceversa. Hay grandes altavoces y amplificadores de sonido a parte de un par de sofás. Mike y yo nos sentamos en ellos mientras miramos los apuntes y los chicos ocupan sus puestos. Por un momento pasa por mi cabeza que no voy a volver a hacer lo que estoy haciendo, así que decido aprovechar el momento hasta el final.
-¿Me dejas una guitarra Niall? Quiero acompañaros- digo. Sí, parece una novedad, pero sé tocar la guitarra. Niall ha sido muy buen profesor y durante estos dos meses hemos dedicado una hora de cada día a aprender a tocar ese maravilloso instrumento. Las clases me han funcionado mucho y ya sé tocar partituras enteras. Según Niall, es que aprendo muy deprisa, pero yo creo que es porque tengo muy buen profesor. Sin duda aquello hizo que nos uniéramos mucho más.
-Sí por supuesto, la de siempre ¿verdad?- me pregunta Niall. Yo asiento sonriente, éste se levanta y me la entrega. Este chico tiene más guitarras que calzoncillos, pienso divertida. Empezamos tocando What Makes You Beautiful, el gran éxito de One Direction. Creo que se la saben tan bien que podrían cantarla dormidos. Mis hábiles dedos rasguean las cuerdas de la guitarra, dejando sonar exactamente las mismas notas que la guitarra de Niall, y acompañando las cinco increíbles voces de los chicos. Terminamos y pasamos a otra canción. Y así una detrás de otra fuimos tocando todas las canciones del álbum, poniendo toda nuestra fuerza y empeño en cada nota. De vez en cuando alguno hace un gallo gracioso, otro nota que su voz está rara y se para, u otro empieza a reírse en mitad de la canción y acaba contagiándonos a todos. Los ensayos son de los más divertidos. Y sin darnos cuenta, nos dan las tres de la tarde.
-Wow chicos, increíble ensayo, si lo hacéis así en cuatro días ¡vais a arrasar!- les dice Mike a los chicos mientras se despide de ellos.
-Gracias Mike, nos vemos en el estudio- responde Liam.
-Y en cuanto a ti preciosa- me dice Mike- te voy a echar mucho de menos. Eres encantadora y me ha encantado tenerte de ayudante. Al fin Harry ha acertado con una chica como tú. Es una lástima que no me sigas ayudando en el estudio porque tendrías un puesto asegurado. Y bueno, si alguna vez pasas por Londres no te olvides de venir a verme. Yo estaré esperando.
-Gracias Mike, te aseguro que lo haré si tengo la oportunidad. Yo también te echaré de menos- sí, lo haré. Mike es una de esas personas que siempre llaman tu atención y son difíciles de olvidar. En ese instante me contengo las lágrimas. No soporto las despedidas. Lo abrazo y después se marcha en su coche. Él volará esta tarde a las siete, le necesitan allí. Los chicos se irán a la misma hora pero del día siguiente. Mañana. Mañana puede que me quede tan sola como a principios del verano. Los ojos se me nublan y el pecho vuelve a comprimirse. Los chicos me miran, y nada mas entrar en contacto con sus miradas me echo a llorar. El primero en abrazarme el Liam, que está a mi lado; y después todos forman una piña a mi alrededor. Me desahogo con ellos mientras intentan calmarme. Tampoco es la primera vez que me pasa.
-Ven, vamos fuera. Tengo que decirte algo- me dice Harry mientras pasa un brazo por mis hombros. Yo asiento y los chicos se van a la cocina a preparar algo. Sé que hoy comeré con ellos, no hace falta ni que me lo digan. Me abrazo a mi chico y salimos al exterior. El aire fresco de Septiembre golpea mi cara y mi pelo se alborota con el viento. Ambos nos dirigimos al pie del gran sauce llorón. Bajo su inmensa copa, la violencia del aire es mucho menor, y se convierte en una brisa agradable. Nos sentamos sobre las hojas secas que han empezado a aparecer en el suelo,  y Harry toma mis manos y las acaricia con suavidad. Las mías están frías como el exterior pero las suyas son cálidas y agradables al tacto, irradian calor. Nos miramos a los ojos. Los suyos reflejan miedo, angustia, dolor… son únicos, diferentes y aún no acierto muy bien a definirlos con un color. Ahora parecen verde esmeralda.
-Escapa conmigo- me dice. La frase me queda aún más helada todavía. ¿Escapar con él? Sí, podría. Sería perfecto. Siempre a su lado. Estaríamos juntos para los restos. No. Claro que no podría. Están mis padres, mi primo, mi hogar, mi país. Es imposible.
-Sabes que no puedo- le contesto azorada.
-Tengo tu billete de avión- me dice muy serio.
-Harry sabes que no…
-Y también otro para tu primo y para Napoleón, si es eso lo que te detiene.- Me destroza. Sabe que no puedo, por mucho que me insista. Parece desesperado.
-No, no puedo. No sólo es cuestión de eso cariño.
-¿Y qué necesitas?
-Que mis padres que estén de acuerdo.
-Muy bien. Lo soluciono ahora mismo.- Lo miro incrédula, ¿Qué pretende?- Pásame el móvil.
-Pero… ¿¡qué vas a hacer!?
-Voy a llamarles, decirles que soy tu novio y que te vienes conmigo a Londres.
-¿¡Pero no puedes hacer eso!?
-¿¡Por qué no Rosee!? Levamos más de dos meses saliendo. Hemos superado nuestras riñas y hemos vivido muchas cosas juntos. Yo te amo y tú me amas. Tal vez sea lo único que necesiten saber para entendernos.- A Harry le brillan los ojos por la emoción del momento. Yo no sé que pensar. Tenía las ideas muy claras pero las palabras de él me han descolocado por completo; y lo peor es que hasta creo que tiene razón. ¿Ya es hora de que lo sepan no? Sabemos que nos queremos y que no soportamos la idea de que todo se acabe aquí. Tal vez sea el detonante que buscaba para hacer la bomba estallar. Pero aun así no estoy convencida del todo. El miedo me puede, la situación me supera.
-Yo, yo…- balbuceo. No sé que decir. Harry se acerca a mí. Nuestros alientos chocan. Enreda sus dedos en mis cabellos y junta nuestros labios, primero sólo es una caricia, pero luego las presiona fuertemente contra los míos y dejamos que nuestras lenguas se enlacen. Y aquel fuego intenso se enciende en mi interior y se extiende hasta la punta de mis dedos. Las mejillas me arden. La sensación de placer hace que rodee su cuello con mis brazos para sentirle más cerca aun. Se separa de mi, aunque yo me quedo con ganas de seguir besándole.
-Es lo único que nos queda por intentar- dice Harry- ¿lo haces tú o lo hago yo?- pregunta mirando mi móvil.
-Lo haré yo- digo decidida. Él sonríe. Nada más que por eso ya merece la pena. Unos increíbles nervios aparecen en mi estómago. Marco el número de mi casa y escucho los pitidos hasta que lo cogen.
-¿Hola?- pregunto.
-Sí, hija- me responde mi madre- ¿vienes para casa?
-No, me voy a quedar con mis amigos a comer.
-Ah, está bien. A todo esto, hay algo que tengo que decirte.
Continuará…

26 comentarios:

  1. ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh te matooooo! no me puedes acer estoooooooo :( diossss adoro a Harry!!! qe monos :D Raquelitaa cariñooo mio como siempre a sido amazyn brilliam extraordinharry phenimeniall y fabolouis!!!!! ;)

    un beso enorme :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahahaha muchísimas gracias guapísima Xxxx
      Raquel :D

      Eliminar
  2. aa raquel es genial!!! bueno como siempre ya no se ni que decir. Me encanta pero me da mucha pena que harry y rosee se separen aunque me da la impresion de que eso no va a pasar... te conozco muy bien. Yo con lou me meo haha es muy gracioso, vamos como en la vida real... pues eso que me ha encantado y que quiero leer el proximo ya!!!! bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahahaha quién sabe, aquí pasa de todo en??? Así que no confíes tanto en lo que crees xD Hahaha es que con Lou yo me inspiro mucho!!! Xxxx
      Raquel :D

      Eliminar
  3. solamente te aviso, puede que algun dia de estos no muy lejano me encuentres en tu casa chingándote la libreta donde tienes escrita la novela porque claro, te da por dejarnos con la intriga y yo pos me muero jajajjajajja dioooooos es perfecto tia, mapasionaaa! sisisisisi yo qiero qe se fugue con su amorsiito y qe sean felices forever and everrr! yatusabehh, sudar de los padres(si es que les dicen qe no) :$ jajajajajja la emocion del momento de afecta a la cabeza... :'') el siguiente yaaa eh!
    un besooo cariño! teqiiiiero!
    PD: ya tengo nuevo capi en el bloog! nadaesimposible-silvia.blogspot.com :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaaaa pues estaré atenta entonces a ver si te da por romper la ventana hahahahah Bueno eso de fugarse... tu crees que Rosee lo haría? Estás echa toda una malota eh?? Sudar de los padres hahahaha mientras se quede con Harry vosotras tan contentas hahahah LMAO LO TENDRÁS!!! Kisses
      Raquel :D

      Eliminar
  4. Raqueeel de mis amoreeees!!!Pero que don tienes para escribir!! enserio es INCREIBLE!!!! me tiene super emocionada! menos mal que me he dado cuenta xq ya ni respiraba de la emocion mientras leia! y casi muero con ese escapa conmigo!! me he `puesto roja cn los nervios yo sola en mi cuartoo!!!! :D ME encanta la novelaaaaaaa!!!! desde luego la espera ha merecido la pena ;) Sube ya que me muero de intriga!!!!!! :O
    MARAVILLOSA!!! xxxxxx
    PD: todo el mundo a comentar que quiero que Raquel suba pronto! ¬¬
    oq<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahahaha awww muchísimas gracias, yo solo soy una novata, cada día aprendo a escribir un poquito mejor :) Hahaha es que lo he puesto ahí para picaros un poquito hahaha sabía que ibais a tener esa reacción ^^ Lo tendréis, sin duda, he recibido bastantes comentarios así que gracias a todos!!!
      Raquel :D

      Eliminar
  5. Me ha encantado,tu fanfic es genial, estare esperando impaciente la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Awww gracias misterioso anónimo ^^ Xxxx
      Raquel :D

      Eliminar
  6. Afsbsbshsbddh me encantaa! Haay quee intriiiga! Sub pronto! ;) xx.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hhahahaha gracias nora, lo subiré, no se cuando pero lo subiré :)
      Raquel :D

      Eliminar
  7. No puede ser!!!!! Te mato!! Pero como me haces esto?!?!?!?!?!?!??!! En el momento más bonito de toda la historia me dejas así!! NO ES JUSTO!!! Es el momento que menos me podia imaginar lo mejor que le podia pasar a Rosee que Harry le dijese que tenia billetes para ella y que se escapasen juntos y me dejas asi!! Estoy deseando que llegue el siguiente capitulo me encanta tu historia es preciosa muchisimas felicidades otra vez por el blog de verdad es de mis favoritos!! PD: Besos desde Ceuta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. juliaaa eres de ceuta?? en qe cole?? qe fuerte vivimos en ceuta y no te conoxco (o eso creo) un besote enorme guapa!! :*

      Eliminar
    2. No seras la que yo creo que eres no? Soy del siete colinas y paso a cuarto de eso :) Otro para ti!

      Eliminar
    3. yo soi del beatriz de silva! :D y tambien paso a cuarto de la eso ;) tienes tuenti? a ver si nos vemos alguna vez! un abrazo preciosa!! :*

      Eliminar
    4. si si tengo jajaja damelo y te agrego :) un beso <3

      Eliminar
    5. Oh que casualidad que viváis en el mismo sitio!!! Que suerte tenéis hahaha Y con respecto a tu comentario Julia, muchísimas gracias. Es que Harry, es muy Harry hahahah o sea asdfasdss y por eso puede que guarde algún as en la manga que vosotras no conocéis aún hahahaha Me alegro de que te guste tanto mi historia y nuestro blog, es un honor Xxxx
      Raquel :D

      Eliminar
    6. Más ases? pero cuantos va a tener no me espero nada mejor la verdad :$

      Eliminar
    7. julia mi tuenti es marina jimenez y tengo puesta una foto de un smile de colores ;) agregame pronto qe qiero ver qien eres ;);) un beso preciosa!!! :* <3 y Raquelita el siguiente yaaaaaaaaa!!! :D

      KISSES!!

      Eliminar
    8. No estoy segura de haberte agregado a ti marina si no eres tu a la que he agregado te doy mi tuenti :)

      Eliminar
  8. Hola!! Me encanta el capitulo!!! Bueno la novela!!! Pon el siguiente pronto porfa que estoy muy intrigada!!! :)
    Besos!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahahaha ok cris ya sabes que lo subiré, no os preocupéis. Te quiero peque Xxxx
      Raquel :D

      Eliminar
  9. OMG!!! OMG!!! OMG!!! EN SERIO SE LO VA A DECIR?!?!?! FUCK! NO LA PUEDES DEJAR ASI!1 SIGUELAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
    NECESITO LEER MAS CAPITULOS DE ESTA NOVELA, EN SERIO.
    ME ENCANTA, ESTA SUPER INTERESANTE! ESCRIBES GENIAL! PERO...OMG! ESTOY SIN PALABRAS!
    QUE ES LO QUE LE TIENE QUE DECIR LA MADRE A ROSEE?!?!?!
    SIGUELA O MORIRE Y QUEDARA EN TU COINCIENCIA! OK,NO (?
    BESOS :)xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahaha pues sí, la cosa va en serio, o eso parece hahaha pero la madre de Rosee tiene algo que decirle a su hija... no suena extraño?? Hhahahaha #VivaLaIntriga Hahaha adoro que os enganche tanto, no me puedo creer que me pongáis cosas así <3 Hahaha pues mi conciencia estará tranquila porque subiré ;)
      Raquel :D

      Eliminar
  10. Lo primero: OH MY GOD!
    soy nueva lectora y me he leido los 40 capitulos seguidos :O Estoy locaa!!
    Pero esqe tu novela me tiene enganchada :D
    Sube el siguieeenteee porfavooor! :)
    Esla mejor novela qe he leido hasta ahora.... y no son pocas xD
    Bueno, pues besitoos t siguiente cuandoo puedaas :))

    ResponderEliminar